[Aceptar]
Uso de cookies. En cuevasturisticas.es usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies.
ACTE ACTE

Cueva de Altamira


La Cueva

La cueva de Altamira alberga una de las manifestaciones artísticas más extraordinarias del arte paleolítico. Se encuentra en lo alto de una colina en el municipio de Santillana del Mar (Cantabria) desde donde se puede contemplar el paisaje montañoso de la Cordillera Cantábrica y las suaves colinas del litoral.

Se trata de una cueva de dimensiones reducidas pero que en época Paleolítica contaba con una amplia zona vestibular donde se desarrollaba la vida cotidiana de los grupos de cazadores recolectores. Un desprendimiento clausuró este espacio hace 13.000 años e imposibilitó el acceso a la cueva hasta su descubrimiento para la sociedad contemporánea en el siglo XIX. Los desprendimientos fueron habituales durante la Prehistoria y hasta los años treinta del siglo XX debido a las características geológicas de la cueva; desde entonces se han llevado a cabo acciones para la conservación de la cueva y el patrimonio que alberga.

Marcelino Sanz de Sautuola fue el descubridor de las pinturas y quien puso de manifiesto su excepcional valor en 1879. La espectacularidad de las pinturas implicaba el reconocimiento de la capacidad y destreza artística de nuestros antepasados paleolíticos; era la primera vez que se atribuía esta habilidad a las gentes de la Prehistoria. La comunidad científica, sin embargo, no aceptó la originalidad de las pinturas hasta 1902 (después de que se produjeran) tras los descubrimientos de algunas cuevas con
arte rupestre paleolítico en Francia.

Desde entonces la cueva de Altamira se ha convertido en un icono para la sociedad, un lugar donde descubrir el inicio de nuestra historia a través de una de las más extraordinarias creaciones artísticas, el primer arte de la Humanidad.

Sin embargo, la fragilidad del arte rupestre ha hecho que desde el principio existieran riesgos para la conservación de las pinturas. Por un lado la estructura geológica de la cueva y por otro, la alta presencia de visitantes, llegando a los 170.000 anuales en los años 70, hizo temer su preservación.

En 1979 se produce el primer cierre de la cueva y ese mismo año se crea el Museo Nacional y Centro de Investigación Altamira encargado de la conservación, investigación y difusión de la cueva. Se trata de un Museo de titularidad estatal dependiente del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

En 1982 se reabre la cueva con un régimen de visitas restringido a 8.500 visitantes anuales. Desde 2002, la cueva se encuentra nuevamente cerrada al público. En la actualidad se está desarrollando a cabo un programa de investigación que determinará la posibilidad de establecer un régimen de visitas que no afecte la conservación del arte de Altamira.

La cueva de Altamira desde 1985 está inscrita en la Lista Mundial de Patrimonio respaldada por Unesco. En 2008 se incluyeron en la lista y como ampliación de la categoría de Altamira otras 17 cuevas del norte de España y aparece en la Lista como La cueva de Altamira y el arte rupestre paleolítico del norte de España.





Visita

El Museo propone descubrir Altamira a través de su arte y de la forma de vida de las personas que habitaron la cueva hace 15.000 años. Para ello la visita se estructura en dos espacios, la Neocueva  y la exposición “Los tiempos de Altamira”. La Neocueva alberga la réplica de la cueva de Altamira y se presenta la cueva tal cómo era hace 15.000 años. La exposición “Los Tiempos de Altamira” permite conocer el arte y la cultura de los grupos de cazadores-recolectores que habitaron Europa durante el Paleolítico Superior.

La visita a la Neocueva y a la exposición se puede completar con la participación en las diferentes actividades programadas por el Museo. Se trata de una programación destinada a todos los públicos que incluye exposiciones temporales, celebración de días especiales (Día de los Museos, La Noche de los Museos con la iluminación especial de la cueva, Día de la Mujer, Día de la Ciencia), talleres de prehistoria para todos y una oferta específica para familias que incluye talleres y la Museoteca, un espacio con actividades para aprender más en familia sobre Altamira.

Para conocer la programación de actividades puede consultar el apartado específico en nuestra página web http://museodealtamira.mcu.es/El_Museo/actividades.html





Entorno

Amplia variedad de oferta turística, tanto cultural como natural. A tan sólo 2km. se encuentra Santillana del Mar, una villa medieval desde la que conocer enclaves costeros y montañosos como las villas marineras de Comillas y San Vicente de la Barquera o los Picos de Europa en la comarca de Liébana, disfrutando de la simbiosis paisajística propia de la región.

El norte peninsular es una zona muy rica en yacimientos paleolíticos, por lo que en las proximidades es posible visitar otras cuevas como el conjunto de Puente Viesgo formado por la cueva del Castillo y las Monedas u Hornos de la Peña en San Felices de Buelna. La cercanía de Asturias (70 km) permite acercarse a conocer otras cuevas como El Pindal (Ribadedeva) o Tito Bustillo (Ribadesella).

El Zoo de Santillana es también una opción para el visitante por su cercanía y relación con el Museo de Altamira. El Zoo además de contar con diferentes especies de animales, alberga un parque cuaternario en el que conocer especies de la flora y fauna que coexistieron con las personas que habitaron Altamira hace 14.000 años.



Datos útiles

DIRECCIÓN

Museo de Altamira
Avda. Marcelino Sanz de Sautuola, s/n
39330 Santillana del Mar (Cantabria)
España
Teléfono: (+34) 942 818 005/815
Fax:   (+34) 942 840 157

HORARIO DEL MUSEO


TARIFAS



VENTA DE ENTRADAS


SERVICIOS




 

 


Todos los derechos reservados - acte@cuevasturisticas.es